1 jun. 2014

V Carreira Popular Torre do Castro, Sandiás

Sandiás, 01/06/14 – Aprovechando la carrera, fuimos con la idea de pasar el día fuera y comer en cualquier parte. Por Sandiás tengo pasado montones de veces, y lo que tienen las autovías y autopistas, que pasas por las afueras de los pueblos y casi nunca paras.

Apenas habían transcurrido poco más de 13 horas desde la carrera de ayer en Touro, cuando me presento en Sandiás motivado por estrenarme en la nueva (aunque más bien, vieja, jaja) categoría, eso sí, con más ganas que fuerzas, pues todavía sentía las piernas, como poco, calientes.


El tiempo fabuloso, soleado y temperatura en aumento. Sensaciones regulares, me siento bien, pero menos ágil que ayer tarde, y la carrera, por lo que había visto en el perfil de la prueba, tenía unos 4 primeros km llanos, le seguían 2km de subida que parecían duros, y los últimos 2km cuesta abajo.

Calentamiento corto, el tiempo que se echa encima, y al punto de salida, que es diferente al de llegada. Salimos por las calles del pueblo hacia la Torre do Castro prácticamente llano picando un poco hacia abajo, el primer km casi sin querer en 3'57”, y el segundo, coincidiendo con la subida que va a dar a la torre, en 4'27” alternando posiciones.

Regreso hacia el pueblo por otra carretera y el km 3, bajando lo anterior y llaneando, sale en 4'06”.
Antes de terminar el km 4 en 4'37” cruzamos la carretera y empezamos a subir hasta el 6. A medida que subimos la carretera se empina cada vez más, algunos van caminando y yo que empiezo a ir clavado. Aun así y yendo muy estirados, adelanto algunos puestos. Desde que empezamos a subir que no veo para el reloj, pero a la postre, el km 5 salió en 6'04.

Seguimos subiendo y me sorprendo al ver como me adelanta un corredor que poco antes iba andando. Ya casi exhausto el terreno se suaviza, por fin respiro, y tras una curva, cuando creo que vamos a empezar la bajada, llega la penitencia. Lejos de bajar lo que viene es una cuesta de mucho cuidado. Voy subiendo como puedo, la moral es fuerte pero corro más con la cabeza que con las piernas, éstas no responden, literalmente no existen y, por primera vez en una carrera, clavo los pies y me echo a caminar en el km 5,6.

Vuelvo a intentarlo, pero a esa rampa le sucede otra. Son tramos cortos pero se me hacen durísimos y sucumbo de nuevo, aunque esta vez no llego a caminar ni 10m cuando me vuelvo a incorporar al intuir que faltan pocos metros para coronar, como así fue. Km 6 en 6'07”. Salvo el chico que me había pasado antes, con todo, no llegué a perder puestos, incluso me acerqué a este chico y a dos más antes de coronar.

Empieza la cuesta abajo y las piernas no se como van a aguantar porque el desnivel es importante, 3'38” el Km 7 y a 3'31”/km los últimos 840m lo dicen todo, y eso que más que correr lo que iba era encima de ellas y frenándome.
Cabreo total conmigo mismo nada más terminar, aunque poco después la cosa se arregla a ver que había quedado primero en mi categoría.


Distancia: 8000m (gps 7840m)
Tiempo: 35'34”
Puesto general: 39 de 133
Puesto categoría: 1º de 10

Cuando vuelva a pasar por la A54 y vea la Torre do Castro, me acordaré de como la montaña que se ve al fondo me echó a caminar por primera vez, pero también de que ahí fue donde conseguí ganar, también por primera vez, una carrera en mi categoría.

A todo eso... ya tengo nuevo reto para el año que viene; vencer esa cuesta.

Fotos cortesía de Maribel, Ana María,  Pablo1969 , y Tucho Fernandez (Gracias!)






2 comentarios:

  1. Ves, por eso yo no he ido nunca esa carrera :).

    Felicidades por la victoria!! Más que merecida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. aajaja... pero si tu esa la haces en la llama hombre!

      Gracias Rubén!

      Eliminar