25 oct. 2009

XXXII CARREIRA PEDESTRE SANTIAGO, 12.000m (25/10/09)

XXXII CARREIRA PEDESTRE SANTIAGO, 12.000m (25/10/09).A las 6:45 suena el despertador, me preparo y desayuno más o menos lo mismo que la carrera anterior. Arrancamos hacia Santiago lloviendo a base de bien sin parar desde la noche del sábado. Sorprendentemente, conforme nos acercábamos a Santiago la lluvia iba amainando, para escampar por completo y quedarse una mañana soleada, con mucha humedad y una temperatura de unos 18º a la hora de la salida.

El ambiente era muy bueno, con mucho público animando por todas partes.
El recorrido duro de 12km, con subidas (principalmente una, fuerte y prolongada) y bajadas cortas y pronunciadas. Bastante más dura que la de la semana pasada en Ourense.

En la salida me coloqué el la zona de ¾ para atrás y al sonar el pistoletazo pongo el crono al pasar por la línea. A partir del km1 se podía ir adelantando, pero con cuidado.
Definitivamente soy un despistado, solo vi el cartel del km1 y el de último km.
El  paso por el km1 fue en 6’12” y prácticamente aun no había atisbo de poder adelantar.

El ritmo era el que me permitiese ir bien de respiración (no llevé pulsómetro), no tranquilo pero sí con reservas, ya que no conocía el circuito y escuchaba a la gente que había una cuesta bastante dura. Lo peor no fueron las cuestas, lo peor para mí fue que, a la media hora más o menos, empezó a molestarme algo en la planta del pié derecho, cerca del dedo gordo, y la molestia fue a más. No sabía que era pero cada vez me escocía más. Al terminar lo vi y creo que el calcetín me hizo un pliegue y se me creó una bocha alargada de algo más de 1cm.
En el último km, excepto la molestia del pié del resto me encontraba bien, y decidí echar el resto y fui a tope, tanto que mi a mi mujer, que estaba pendiente, no le dio tiempo a sacarme la foto a falta de 200m para la meta. Pare mi cronómetro en 1:01:29 a falta de los tiempos oficiales.

De la organización poco voy a decir… siempre es de agradecer que existan personas que se preocupen de este deporte, pero dejó mucho que desear en lo que respecta a una vez terminada la prueba. Al final agua, una bolsa con la camiseta conmemorativa de algodón (suerte que era de mi talla) y una bonita medalla, y para esto 40’ de peregrinación por un embudo, luego una pasarela de a 6 personas, después de a 4, 2, 1 y yo no, pero alguno casi tiene que ir de canto para recoger su bolsa.

Lo más importante es que me he vuelto a divertir.
Distancia: 12km
Tiempo: 1:02:01
Tiempo neto: 1:01:24
Ritmo: 5:11
Ritmo real: 5:07


18 oct. 2009

III MARATÓN DO MIÑO (por relevos) 18/10/09

Vaya fin de semana!

Fue un autentico placer haber conocido a Ruben y a su esposa, así como a Mónica (compañera del equipo) y su familia, a los que agradecemos, tanto yo como mi mujer, que nos hayan acogido de forma tan abierta y que en todo momento estuvieran pendientes de nosotros.

Acabo de leer la estupenda crónica de rubenas, así que os contaré la mía en lo que respecta al tramo que continuó a su relevo y que hicimos tanto yo, como Mónica, con la única variación del tramo final de meta (unos 200m).

El sábado Maribel puso el despertador de los 2 móviles para la 7:00, pero yo a eso de las 6:30 desperté y ya no intenté dormir más (no me fiaba de los móviles) y a las 6:55 encendí la tele y vi un poco la carrera de motogp mientras nos preparabamos, al tiempo que me comía 1 plátano, 4 dátiles (a mi me sientan bien) y 1 barrita energetica. Luego bajamos al restaurante del hotel y tomé 1 zumo de naranja natural, 1 café con leche y 1 magdalena (era lo que había), terminé de ver la carrera y bajamos al punto de encuentro. 



Lo acompañamos a la zona de salida y en cuanto esta se dió, le dimos muchos ánimos y nos dirijimos al puente con la intención de sacarle unas fotos cuando pasara por allí. Cuando llegamos al puente nos pusimos a esperar, pasaban y pasaban corredores y ruben no, no porque… ¡ya había pasado! Es que este chico es una máquina.

Nos fuimos a la zona de relevos y Mónica tomó el primer relevo. Mientras, fui calentando y ya cuando la temperatura ambiente había subido bastante y no hacía frio. En esto que ya llega Mónica con un tiempo excelente 1:18:24 y tomo el relevo.
Empiezo suave y a los 10’ más o menos, veo que me encuentro bien y subo un poco. A esa altura de la carrera ya todo está muy estirado y mezclado con los que hacen la carrera de “andina” (caminando). Y… o los dos estamos muy mal de vista Ruben, o yo solo vi el cartel de 16km; en fin. En los avituallamientos solo cogía ¼ de naranja y me lo iba sorbiendo poco a poco. No sabía si era bueno o no, pero a mi me vino de maravilla.

Voy pasando a algunos corredores… otros me pasan a mi… y me engancho a uno que creo que puedo seguir. Para ello tuve que avivar un poquito más el ritmo y lo tuve cerca bastante tiempo, más de la mitad de carrera, pero poco a poco vi como se me iba. Aun así mantuve mi ritmo y, aunque lejos, a veces lo divisaba. Hubo un momento en que vi el pulsómetro y marcaba 168, 177, 172ppm y no quise ver más, lo cambié a cróno y mantuve el ritmo. 





En el último avituallamiento supe que la meta estaba a 5km, me sentía muy bien de respiración, de piernas, de ánimos, y cada vez veía al corredor de refencia más cerca. A flata de 3km más o menos decido subir todo lo más que pudiera mantener hasta la meta, lo alcance y lo pasé. Cerca de meta me encuentro una subida corta pero bastante dura, pero la subí con fuerza. Ya cuando veo la meta de frente escucho gritar “vamos Xurxo, venga Jorge! ánimo! y en ese momento se me puso la piel de gallina, fue realmente emocionante y gratificante, primero oir y luego ver, a mi mujer y a mis compañeros. Entré en meta pletórico (aunque en la foto no lo parezca), con un tiempo de 1:12:59 que no soñaba ni en el mejor de los casos. 



III MARATÓN DO MIÑO (por relevos) 18/10/09