24 oct. 2010

XV MEDIA MARATON CIUDAD DE PONTEVEDRA 24/10/10




La mañana se presentaba en buenas condiciones meteorológicas, cielo cubierto, sin viento, 16º de temperatura y recorrido seco (contra pronóstico no había llovido por la noche, ni lo hizo durante la carrera).
El sábado por la mañana salí un poco a trotar y a pegar unos sprints cortos, más que nada para ver que tal respondían los gemelos de la pierna derecha tras la molestia sentida el jueves después de entrenar, la cual derivó en un pequeño hematoma, y a pesar de que no sentía nada en absoluto, me tenía preocupado.
A las 7:45 del domingo desayuno 1 plátano, zumo de naranja, 2 dátiles y un par de tostadas con mermelada y leche. Más tarde tiramos para Pontevedra para reunirme con Rubén, y con mi cuñado Javi, calentamos un poco y nos vamos buscando posición en la salida. Me coloco en la zona intermedia y cuando suena el pistoletazo, pongo en marcha el crono al pasar por la línea.
El objetivo previsto era ir a 5’/km para poder hacer la marca de 1h45’ y el primer km cae en 4’30”, a ese ritmo más o menos voy haciendo los primeros km con la sensación de ir más lento. De piernas voy bien pero no así del vientre, hasta que por fin doy rienda suelta a los gases que me estaban incomodando. Nadie de atrás se quejó, así que me tiré unos cuantos más; aahgg! que alivio.
Van pasando los km y veo que mantengo un colchón de unos 3’ lo que me da cierta tranquilidad.
Mi intención es pasar el km10 como mucho en 50’ para mantener vivas las esperanzas, y a partir de ahí ir aumentando el ritmo si me sentía con fuerzas. Lo hago en 47’00” solo 41” por encima de mi mejor marca en un diez mil (47’17” de la organización), por lo que sigo manteniendo buena renta y empiezo a soñar con hacer 1h40’ ya que voy bien y pienso que puedo dar un poco más de mi.
Me animo y de vez en cuando me voy enganchando a otro corredor, pero pasado el km12 empiezo a recibir signos desde los gemelos de la pierna derecha; me lo temía. Es una parte llana, no bajo el ritmo por si es algo pasajero, pero voy atento. Pasan un par de km, parece que la cosa no va a más y para entonces el colchón era de unos 4’. Sigo sin aflojar pero tampoco quiero forzar más.
Pasando el km16 viene una zona de subida que no es muy dura, pero lo suficiente para que la molestia sea más notoria. La zona de los gemelos cada vez la noto más dura y tengo que regular. Del km19 al 20 es en bajada y en la cual tenía previsto ganar algo de tiempo, fuerzas tenía de sobras, pero la pierna se resentía más todavía y eso que era una bajada suave y aquí si tuve que aflojar algo. Aun así paso el km20 en 1h35’ y recobro la ilusión de terminar en 1h40’
Falta un km y me digo que tengo apretar lo que pueda para no perder tiempo y poder así lograr el súper-objetivo. La meta está dentro de la pista de atletismo y al entrar diviso en el reloj de meta 1 hora treinta y pico (no distingo el otro dígito) y ahí ya echo el resto. Hay que dar casi una vuelta a la pista, lo hago a tope, dejo atrás a mi compañero de viaje desde el km 18 y cuando encaro la meta veo que el crono acaba de cambiar a 1h40’, sigo a tope y al cruzar la meta paro mi crono en 1h39’56” coincidiendo con el tiempo real de la organización.
Tiempo oficial: 1h40’17” a 4’45”/km
Tiempo real: 1h39’56”
No estoy contento, estoy eufórico! Objetivo de la primera parte de la temporada logrado con creces, "machadazo" a mi anterior marcas en más de 15' y con la convicción de que tenía margen para hacerlo mejor.
Ahora toca recuperarme de la pierna y para eso me voy a dar, al menos, 3 días de descanso, en caso de que no sean necesarios más.
Diploma:

 Perfil de la prueba:


No hay comentarios:

Publicar un comentario